Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Nut Lab #7 | La importancia del sodio

Nut Lab #7 | La importancia del sodio

La llegada del verano conlleva un aumento exponencial de las temperaturas, lo que provoca que muchos evitemos salir a rodar en las horas donde el sol está más alto. El motivo está claro: nos deshidratamos con mayor frecuencia y todo se hace más cuesta arriba. 

La explicación de este suceso la encontramos en el sudor. Cuanto más calor hace y más nos esforzamos, el cuerpo suda con mayor cantidad. Esta es la técnica que tiene nuestro organismo para regular su propia temperatura interna, y depende en gran medida de la intensidad del entrenamiento, la temperatura ambiental, el género de la persona…

Cuando no conseguimos mantener una buena hidratación en base a agua y electrolitos, la sangre se vuelve más viscosa y el ritmo cardíaco aumenta. Esto provoca que el corazón tenga que trabajar más, lo que repercute directamente en el rendimiento deportivo, que se claramente afectado.

 

¿Qué son los electrolitos y dónde encontrarlos?

Los electrolitos son sales minerales que se encuentran presentes en nuestro organismo, tanto en la sangre como en otros líquidos corporales. Algunos de los más conocidos son el sodio, el potasio, el cloruro y el magnesio.

Estos juegan un papel muy importante durante la práctica deportiva, ya que son los encargados de mantener un óptimo funcionamiento muscular. El sodio y el potasio, por ejemplo, favorecen la contracción muscular, por lo que un descenso de estas sales podría traducirse en espasmos musculares o calambres.

Por este motivo, es muy importante reponer estos electrolitos mediante líquidos o pastillas de sales. La sal mineral más importante durante la práctica deportiva es el sodio, ya que nos permite aumentar la tasa de absorción de los azúcares y reducir el flujo de la orina.

En función de las condiciones climáticas y de la duración del esfuerzo que vamos a realizar, la cantidad de sodio consumida debería ser entre 0,4 y 0,8 gramos por litro de agua.

¡Cuidado! Debes estar atento a las etiquetas de las bebidas deportivas, ya que muchas de ellas no llevan las cantidades requeridas. Si ese es el caso, deberás ingerir sales de alguna otra manera.

Así que ya sabes, en esta época de días largos, sol alto y temperaturas elevadas, es muy importante que mantengas una buena hidratación con agua y electrolitos, sobre todo el sodio.

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar

Su carrito está vacio.

Español